DATOS UTILES

Navegue haciendo clik en los

La Seguridad en La Habana

 

La Habana se reconoce como una de las ciudades más seguras de la región para el turista.  La Organización Mundial de la Salud -OMS- publicó en diciembre de 2014 un informe sobre la violencia en el mundo, según el cual, las menores tasas de crímenes violentos en América Latina y el Caribe correspondían a Antigua y Barbuda, Chile y Cuba.

 

En Cuba, el delito con el uso de armas de fuego es prácticamente inexistente y muy escaso con armas punzo cortantes. No se practica el secuestro de adultos o menores. Los incidentes relacionados con el tráfico o consuno de drogas son raros y no se tienen reportes de la existencia de pandillas criminales.

 

En las zonas de mayor permanencia del turismo, la sensación de seguridad es evidente en las calles y no hay temor a pasear por las noches. La presencia policial y de cámaras de seguridad es extendida.

 

Pero el viajero debe tomar las precauciones normales de cuando se llega a una ciudad desconocida. Un buen índice de seguridad no lo es todo, la prudencia y el sentido común lo complementan.

Habana, ciudad segura

¿Qué recomendamos para completar su seguridad?

Los timos

Documentación para circular por las calles

Mujeres viajando solas

Acompañantes ocasionales

Carreteras

¿Recojo a personas que hacen auto stop?

Seguridad en materia de salud - emergencias médicas

De interés

Teléfonos de urgencia

 

¿Qué recomendamos para completar su seguridad?

 

  • No se hospede en sitios que no tengan autorización legal para ofrecer tales servicios. Los hostales en las casas de familia tienen en sus puertas una pegatina que les identifica y, además, disponen de libros de inscripción de los huéspedes, lo cual es obligatorio. Los hostales en casas de familia debidamente legalizados son absolutamente seguros, sus dueños velan con esmero por la seguridad de sus casas y huéspedes.

  • Sin perder la oportunidad de intercambiar con los habaneros, sociables y cordiales, esté atento a quien se le acerca insistentemente con algún pretexto. Es conveniente saber diferenciar un encuentro e intercambio fortuito, natural y espontáneo, de uno forzado y sin venir al caso.

  • No acompañe a lugares no públicos a alguna persona que le ofrezca la venta de artículos o servicios. No lleve a su alojamiento a personas conocidas fortuitamente.

  • En zonas concurridas y en general en la vía pública no descuide la billetera, el bolso o la cámara fotográfica.

  • No cambie dinero en la calle. Porte solo el dinero en efectivo que va a necesitar en el día, según su nivel de gastos.

  • No compre ron o tabaco en la calle ni en casas o sitios que no sean establecimientos evidentemente legales para la venta de estos demandados productos nacionales.

  • Tarde en la noche, evite circular por zonas oscuras desconocidas o poco concurridas.

  • Al salir de centros nocturnos trate de tomar taxis hasta su hospedaje. Es conveniente solicitar a los porteros de estas instalaciones que le recomienden un taxi.

Los hostales en las casas de familia tienen en sus puertas una pegatina que les identifica.

 

Los timos

 

Los timos son más difíciles de detectar, al no constituir acciones delictivas violentas o evidentes. Por el contrario, los timadores se muestran amables para alcanzar sus propósitos y evitan situaciones comprometedoras.

 

Hay infinidad de timos, según la creatividad de los representantes de la picaresca local. Desde los “casi ingenuos” de recomendar el “mejor” restaurante de la ciudad, que no lo es, hasta algunos muy sofisticados como tratar de llevarles a un bar al que supuestamente era asidua alguna personalidad histórica y allí venderles el “cóctel” que tomaba y el puro que fumaba.

 

Los timos más frecuentes son historias contadas, muy bien hilvanadas, con el propósito de vender servicios o artículos como ron, tabacos, libros u otros. Si se siguen las recomendaciones antes ofrecidas, no debe haber dificultades con los timadores.

 

Existe una regulación penal que sanciona el acto de asediar o acosar al turista. Si un visitante se siente ostensiblemente molestado, basta con advertir al intruso que va a llamar a un policía y, en la práctica, no lo tendrá que hacer.

 
 
 

Documentación para circular por las calles

 

Al recorrer la ciudad no es imprescindible llevar encima el pasaporte, con una fotocopia y la tarjeta del alojamiento es suficiente. En cambio, el pasaporte si resulta necesario en caso de ir a un banco o casa de cambio a extraer dinero o realizar alguna otra operación, así como para reservar pasajes en avión, tren u ómnibus, arrendar vehículos, o si se concurre a instituciones públicas como la Dirección de Inmigración y Extranjería a formalizar trámites específicos.

 

Mujeres viajando solas

 

Son muchas las mujeres que viajan solas a Cuba. Ello es perfectamente posible y seguro si se toman las mismas precauciones que hemos sugerido para todo visitante. Quizás en algunas áreas de playa o centros de diversión, el acoso a las mujeres solas sea más frecuente e intenso que a los turistas que viajan acompañados; es probable que aparezca alguien que trate de cortejar y, si se le da entrada, en pocos minutos jure “amor eterno”. Basta con ser firme en el rechazo y advertir al “galán” que está siendo molesto. En caso extremo, que son los menos, haga el intento de llamar a un policía.

 

Acompañantes ocasionales

 

Cuando un turista decide hacerse acompañar de una amiga o amigo recién conocido, asume riesgos. La relación puede derivar en una magnífica amistad o constituir un peligro para el viajero.

Las autoridades exigen que la o el acompañante de un turista, siempre mayor de 18 años, se inscriba formalmente en el hotel, hostal, casa de familia u otro tipo de hospedaje, muestre su documento de identidad al casero y llene una ficha o tarjeta. Con este sencillo procedimiento se protege al viajero y sus pertenencias. No obstante, el sentido común y las precauciones que tome el turista son esenciales.

 

Numerosos hostales en casas de familia no aceptan visitas en las habitaciones y otros se reservan el derecho de admitir o no acompañantes.

 
 

Carreteras

 

La Autopista Nacional y las más importantes carreteras del país se encuentran en buen estado o son aceptables, pero se notará la diferencia con las grandes autovías y carreteras de otros países, suficiente razón para ser precavidos y conducir a velocidad moderada.

 

Otras carreteras no se encuentran en buen estado y, en general, no existe la mejor señalización. En algunos tramos circulan vehículos de tracción animal o los campesinos de la zona venden en las orillas de las rutas quesos, frutas y otros productos, ante lo cual hay que estar alertas.

 

Las reglas de seguridad esenciales para conducir por nuestras carreteras son: velocidad moderada, estar atentos a la ruta y evitar conducir de noche.

 

¿Recojo a personas que hacen auto stop?

 

Es difícil decir que no o que sí. Numerosos cubanos usan esa forma de transportación y ayudarles sería loable. No obstante, en algunos foros se ha advertido de no hacerlo por casos de robos de equipajes practicados por personas que han solicitado un aventón. Y aunque estos hechos sean excepcionales, pensando que nadie quiere echar a perder sus pocos días de vacaciones en el año, por prudencia se aconsejaría abstenerse de recoger a desconocidos en las carreteras.

 

Un amigo siempre me recuerda una frase del conocido cómico mexicano Cantiflas: “más vale un por si acaso, que un quién lo iba a pensar”.

 
 
 

Seguridad en materia de salud - emergencias médicas

 

Desde al año 2010 para ingresar al país se exige obtener un seguro de salud, ya sea contratado en el país de origen o en los aeropuertos cubanos, en los cuales, antes de pasar el control migratorio, se podrá encontrar una mesa de ASISTUR, empresa que le proporciona la cobertura médica necesaria para los días de estancia.

 

ASISTUR cuenta con una central de alarma (24 horas), sus teléfonos son:

(53) 7 866 85 27 – 7 866 83 89 – 7 866 89 20

Página web de ASISTUR: www.asistur.cu

 

Los principales hoteles cuentan con un puesto médico. Aunque los cuerpos de guardia de los hospitales atienden al turista en casos de urgencia, en La Habana la atención médica de los viajeros se presta en la Clínica Internacional Cira García, de la cual ofrecemos sus datos de contacto:

De interés

 

- Aunque en La Habana el agua de los grifos es clorada, se recomienda el consumo de agua mineral embotellada.

- En Cuba no existen animales venenosos. Las picaduras de alacranes o arañas son muy poco probables en ciudades y hoteles de playa, y aunque pueden causar malestar temporal, no constituyen un peligro para la vida.

- En las playas debe prestarse atención a la presencia de medusas o “aguas malas”, como aquí decimos. Estas solo aparecen en algunas temporadas y no impiden en lo absoluto el baño de mar si te toman las debidas precauciones. En caso de contacto con “aguas malas”, acudir de inmediato al puesto médico más cercano.

- En ciudades o playas es indispensable protegerse la piel de la radiación solar. Cremas protectoras e hidratantes no deben faltar en el equipaje.

- En las principales ciudades existen las llamadas “farmacias internacionales”, con medicamentos importados, pero siempre es conveniente traer consigo los que habitualmente son utilizados, así como aquellos de uso probable: analgésicos, antipiréticos, para malestares estomacales o incluso algún antibiótico.

 

Teléfonos de urgencia

 

En La Habana, el teléfono para llamar al servicio de urgencia de las ambulancias es: 104

En La Habana, el teléfono de urgencias del cuerpo de bomberos es: 105

En La Habana, el teléfono de urgencias de la policía es: 106

En La Habana, el teléfono de urgencias para salvamento marítimo es: 107
En La Habana, la línea anti drogas es: 103

Clínica Internacional Cira García

Calle 20 No. 4101 esquina a 41, Miramar

Teléfono: (537) 2042811 al 13

Email: ciragcu@infomed.sld.cu  

 

 

Creado por
Lic. Angel Pérez y Arq. Antonio Cuan

Septiembre 2015

Recorridos por La Habana es una cortesía de Angel Habana Hostal para con sus huéspedes, y para todos los viajeros que han seleccionado a esta ciudad como destino turístico.

Angel Habana Hostal, más que un hotel, su hogar en La Habana, Cuba
Una casa de familia a su disposición...

Calle 3ra No. 574, apartamento 4, entre 8 y 10, Vedado, La Habana, Cuba.
angelhabanahostal@yahoo.com

LOGOTA-y-HOSTAL-2019.gif